Publicidad

El evento dedicado a los segmentos medio y alto de la industria del calzado ha cerrado sus puertas con un balance satisfactorio gracias a la presencia de visitantes no solo de Alemania, sino también de los países vecinos (Austria, Suiza y Benelux, así como del sur de Europa) que pudieron contemplar las propuestas para la primavera/verano de 2023 de más de 600 marcas, de las que 130 eran nuevas en el certamen.

En el ámbito de las tendencias, destacó el énfasis en colores y feminidad, así como a looks más refinados y elegantes.

Publicidad

Otro aspecto que el certamen no deja de lado es la sostenibilidad en todas sus facetas: desde la fabricación hasta el producto y su exposición en el punto de venta.

Por otra parte, del 28 al 30 de enero se desarrollará una nueva edición de Fashn Rooms, que presentará como novedad la celebración paralela de Neonyt, evento comercial centrado en la sostenibilidad.

Publicidad
Artículo anteriorLas tendencias de Heimtextil 23/24 definen el futuro de los textiles para el hogar y el contract
Artículo siguienteIsabel Zapardiez lleva su nueva colección a dos exposiciones en Madrid y San Sebastián