Publicidad

La compañía ha vuelto a apostar por el talento de los diseñadores jóvenes a través del programa Young Talents, que tiene como objetivo dar visibilidad a la creatividad de estudiantes de diseño y ofrecerles una oportunidad dentro de la industria.

Esta tercera edición estuvo dirigida a estudiantes de 9 de las universidades y escuelas de moda más reconocidas a nivel europeo y contó con la participación de Christian Lacroix y María Escoté como miembros del jurado para seleccionar al ganador.

En esta ocasión, el proyecto elegido para ser producido y vendido en los canales de venta de Desigual pertenece a la estudiante Hannamariam González, estudiante de la Central Saint Martin’s de Londres. Su prenda integró varias disciplinas de diseño, inspirándose en la realidad aumentada, en el metaverso y en todos esos mundos virtuales a los que solo se pueden acceder mediante dispositivos tecnológicos.

Publicidad

Programa Young Talents

En esta edición, las más de 500 personas inscritas debían afrontar el siguiente reto: crear un diseño rompedor partiendo del patrón de una sudadera superventas de Desigual.

Como directrices, solo un par: en primer lugar, el diseño debía ajustarse a la esencia y atributos de marca: rebeldía, inconformismo, diversidad y optimismo, e innovación como vehículo para expresar la creatividad.

3D

La segunda condición es que se tratase de una propuesta realizada en 3D. En línea con su apuesta por la innovación digital y la reducción del impacto medioambiental en todas las fases de creación de las prendas, Desigual ha integrado esta técnica y minimiza así la huella de carbono en los procesos de prototipado.

El programa cuenta con el apoyo y la participación de las áreas de Producto, Marketing y People de la compañía, dado que sus objetivos abarcan desde la promoción del diseño y de la creatividad, hasta la consolidación de la imagen de marca y la atracción de talento.

Publicidad
Artículo anteriorLectra y Gerber impulsan la productividad gracias a la interoperabilidad de las soluciones de patronaje
Artículo siguienteCIFF, feria de moda de Copenhague, inicia una nueva etapa en su edición de febrero