Publicidad

Los empleados de Desigual han dicho sí. Un mes después de que la compañía propusiese a sus trabajadores de las oficinas centrales –a excepción de equipos comerciales y de operaciones- la posibilidad de reducir su jornada laboral a cuatro días a la semana (de lunes a jueves), con opción de teletrabajar uno de estos días, la iniciativa ha sido validada con más del 86% de votos a favor.

La compañía se había puesto el ambicioso objetivo de lograr el apoyo de como mínimo el 66% de la plantilla que participa de la medida y el resultado ha superado todas las expectativas.

Alberto Ojinaga, director general de Desigual, explica que “estamos muy contentos de que la iniciativa haya recibido un apoyo tan mayoritario de nuestros trabajadores. Sabíamos que era una propuesta arriesgada y que podía generar dudas, pero estamos totalmente convencidos de que contribuirá a mejorar la conciliación entre la vida personal y profesional de todos los que formamos parte de Desigual. Nos ilusiona la nueva etapa que desde hoy iniciamos y que muestra esa mentalidad innovadora y atrevida que siempre nos ha identificado y que es compartida por todo el equipo”.

Publicidad

“La nueva semana laboral requerirá de un proceso de adaptación y un esfuerzo por parte de todos, pero si algo nos ha demostrado la pandemia es que podemos organizar el trabajo y los equipos de un modo distinto y seguir siendo eficientes, priorizando lo verdaderamente importante”, concluye Alberto Ojinaga.

La votación, a la que estaban convocados alrededor de 500 trabajadores de las oficinas centrales de la compañía en Barcelona, ha contado con una participación del 98% y se ha realizado de manera presencial, con supervisión notarial y a través de urnas.

En total, han sido el 86% los trabajadores que han votado a favor de adoptar la semana de 4 días. Un equipo de portavoces formado por 10 empleados elegidos por sus compañeros ha sido el encargado de la gestión del proceso, la organización y el recuento de votos.

El proceso de votación ha tenido lugar en las oficinas centrales de Desigual y el recuento se ha realizado en directo, para garantizar la máxima transparencia de todo el proceso.

La medida beneficiará a casi 500 personas que trabajan en las oficinas centrales de Desigual, quienes a partir de mañana mismo tendrán una semana laboral de lunes a jueves, pudiendo escoger la modalidad de teletrabajo un día a la semana. La nueva jornada laboral supondrá cambios en las condiciones contractuales de los empleados que se beneficien de esta medida, quienes pasarán a trabajar 34 horas semanales en lugar de las 39,5 horas actuales.

Este nuevo formato implica también una reducción salarial asociada al ajuste de horas (un 13%). Una reducción que la compañía propone sea compartida, asumiendo por su parte un 50% de la diferencia, lo cual supone que el empleado solo percibirá una reducción de su sueldo del 6,5%.

Publicidad
Artículo anteriorTranoï convence con su nuevo formato
Artículo siguienteApoyo europeo al sector del calzado en la problemática de los aranceles con EEUU