Publicidad

El operador logístico multinacional especializado en el sector de la moda y comercio electrónico contratará a 1.500 personas para gestionar el Black Friday, uno de los momentos clave del año, en el que el sector experimenta un incremento de las ventas de, aproximadamente, el 300% respecto a la semana anterior. Las nuevas contrataciones se sumarán a la plantilla habitual formada por 1.200 personas.

La compañía, que atesora ya una experiencia de 10 años en la gestión logística del comercio electrónico, se prepara para esta campaña que se extiende al “Ciber Monday”, continúa durante la campaña de Navidad y finaliza tras las rebajas, momento en el que la logística inversa (devoluciones) es clave para las marcas.

Publicidad

Para Logisfashion, durante el mes de Black Friday, el comercio electrónico supone el 60% de las ventas, mientras que el abastecimiento a tiendas acapara el otro 40%. En lo que respecta al comercio electrónico, el día de Black Friday, que este año se celebra el viernes 29 de noviembre, supone gestionar y dar salida a 1.350.000 unidades en 500.000 pedidos, lo que equivale a las ventas realizadas en cualquier período de 30 días.

Solo en las primeras dos horas de este día, la compañía logística recibe el 40% de los pedidos, con una media de 2,4 unidades por pedido en la categoría moda y 4,6 en la categoría hogar. Esto requiere una adaptación de procesos, cuya planificación comienza en verano y que involucra directamente a Recursos Humanos, quien se encarga de seleccionar personal y garantizar su formación.

El cliente que compra online valora, fundamentalmente, la rapidez del pago y la entrega flexible e inmediata, por lo que la planificación es crucial para una correcta ejecución. “El Black Friday representa un desafío para cualquier empresa logística. El cliente hace un pedido y lo quiere recibir en su casa, en el horario que más le conviene y sin retrasos. Ya es habitual hacer entregas Madrid-Barcelona en el mismo día. Nuestra misión es estar preparados para satisfacer esa necesidad, ya que eso significa ofrecer el mejor servicio posible a nuestro cliente”, afirma Juan Manzanedo, CEO de Logisfashion.

Para Logisfashion, es importante hacer una buena valoración de los recursos necesarios, tanto en lo relativo a personal, turnos, insumos, y la adaptación de los flujos de pedidos, de manera que puedan absorber un mayor volumen por hora. La flexibilidad, escalabilidad e integración tecnológica son clave para la adaptación de Logisfashion a un mercado cada vez más exigente y cambiante.

 

 

Publicidad