Publicidad

La multinacional logística especializada en moda y lifestyle da el pistoletazo de salida para el próximo Black Friday y se prepara para afrontar un 30% más de volumen de pedidos ecommerce durante toda la campaña.

En un día, tendrá que responder a ventas que pueden multiplicar por 30 las de una jornada habitual.

Los cálculos de la multinacional logística pronostican la distribución de más de 2 millones de artículos de moda, hogar, deportivos y lifestyle, de más de 25 marcas diferentes, agrupadas en más de 880.000 pedidos que se prepararán en la campaña del llamado ‘Viernes Negro’.

Publicidad

Este año se ha vivido un escenario muy fluctuante en el ecommerce con meses de rebajas flojos, pero también con picos de venta inusuales, lo que resulta en un incremento del eCommerce del 57% con respecto al número de unidades en 2019, que este año podrían superar los 28 millones de artículos y los 12 millones de pedidos gestionados.

Para hacer frente a este pico de producción, la compañía refuerza sus servicios, con un importante incremento de personal, sumando un total de 2.750 contrataciones a sus filas, que estarán repartidas entre todos sus centros especializados en eCommerce.

Logisfashion, con meses de antelación, se encarga de la formación y preparación de este personal para que cuando llegue el día clave, el cliente final tenga la misma experiencia de compra que el resto del año.

De igual modo, la compañía trabaja en que los procesos sean flexibles y escalables, permitiendo asumir grandes puntas de demanda. “Lo que servía el año pasado, este año ya no vale, y debemos adaptar los procesos”, explica Juan Manzanedo, CEO de Logisfashion. Por ello, la multinacional logística asegura el correcto dimensionamiento de sus infraestructuras para asegurar el éxito.

En este sentido, Manzanedo señala que la misión de Logisfashion “es seguir dando respuesta a las necesidades de cada cliente, convirtiéndonos en el partner logístico de referencia, para afrontar focos de alta producción, con la calidad, flexibilidad y eficiencia necesarias”.

Todo un despliegue que además este año estará muy marcado por los protocolos de protección y seguridad implantados por la compañía, para evitar contagios entre su personal, como la toma de temperatura, la distancia de seguridad, el uso de mascarillas e hidrogel y los distintos itinerarios de entrada y salida a las plantas.

Publicidad