Publicidad

Con el objetivo de facilitar el consumo consciente y dar un espacio a las marcas que ofrecen productos sostenibles, nace The Wum (The Wake Up Movement). Todos los productos a la venta en esta nueva tienda online tienen dos características en común: sostenibilidad y diseño.

The Wum, camiseta básica

La ecommerce se lanza al mercado ofreciendo productos de moda, cosmética, hogar, movilidad… Se trata de una selección de marcas elegidas atendiendo a sus valores y principios éticos y sostenibles.

Publicidad

“El modelo de consumo está cambiando. Creemos que nuestra generación busca ser sostenible sin renunciar a su capacidad de expresión; de ahí que estén surgiendo nuevas marcas y proyectos con un diseño muy cuidado y que minimizan su huella medioambiental. En The Wum queremos ofrecer productos que se ajusten a un estilo de vida moderno siendo coherentes con nuestros principios”, asegura Juanjo Mestre, cofundador de The Wum.

Conocimientos y filosofía

Junto a Mestre está involucrado en este proyecto Jacobo Umbert; juntos aúnan conocimientos en tecnología, creatividad, sostenibilidad y emprendimiento. Ambos comparten la filosofía de que “no somos verdaderamente materialistas: si lo fuéramos le daríamos el valor que auténticamente tiene lo material, en lugar de consumir bajo el axioma ‘usar y tirar’”.

Con The Wum, estos emprendedores aseguran que quieren romper las tres barreras que plantea el consumo de lifestyle sostenible: la accesibilidad, ya que muchas son marcas pequeñas y nuevas sin la potencia comercial como para hacer campañas grandes; el estilo, ya que muchas veces da la sensación de que para ser sostenible hay que renunciar a criterios estéticos cuando hay marcas que cuidan muchísimo su diseño; y la educación y el precio, ya que es importante saber valorar cuánto vale cada producto.

The Wum, zapatillas

“A veces los productos sostenibles son un poquito más caros porque nos hemos acostumbrado a pagar un precio por debajo del real. Debemos educarnos para ser conscientes de que cuando compramos un producto muy barato hay un coste que están pagando otros: el productor, los trabajadores, el medioambiente… Con los productos que hay en The Wum nos cercioramos de que no pase eso, que toda la cadena de  producción sea ética, los trabajadores tengan condiciones adecuadas y no se use cualquier material ni cualquier procesado solo para obtener más beneficios. Creemos firmemente en el lema ‘comprar menos, pero comprar mejor’”, defienden los emprendedores.

Asimismo, creen firmemente en el poder social que tienen las empresas, no solo como creadoras de empleo sino como base del sistema en el que vivimos. Por eso, el 1% de las ventas de The Wum se guarda en una hucha colectiva y los usuarios deciden en qué invertir ese dinero: donaciones a proyectos, financiación de empresas positivas, etc.

Publicidad