Publicidad

La compañía ha presentado un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) por fuerza mayor para 1.359 empleados. Según señalan, se ha tomado esta decisión con el objetivo prioritario de preservar el empleo de toda su plantilla y como consecuencia del impacto del cierre de todas sus tiendas en España -un total de 87- ante la declaración del estado de alarma y la situación de excepcionalidad generada por el COVID-19. En estos momentos, la compañía, que cuenta con 298 tiendas monomarca en Europa, tiene clausuradas 296.

El ERTE tendrá vigencia desde el pasado 15 de marzo y durará mientras prosiga la situación de cierre de la red de tiendas y paralización de las ventas en los canales físicos. La autorización del ERTE por parte de las autoridades laborales comportará la suspensión o reducción de jornada en función de los perfiles y necesidades de la compañía. Desigual complementará la prestación y garantizará el 90% del salario mensual de sus empleados hasta un máximo de 2.000 euros mensuales.

El ERTE durará mientras prosiga la situación de cierre de la red de tiendas y paralización de las ventas en los canales físicos

La medida afecta principalmente al personal de tienda de Desigual, que en España suma un total de 746 empleados. También contempla otros perfiles de oficinas y de los centros logísticos de Gavà y Viladecans, que dan apoyo a la red y cuya actividad, ante el cierre de tiendas desde el pasado viernes, se ha visto reducida o paralizada totalmente. En total, la decisión afecta a un 90% de la plantilla en España.

Publicidad

En el resto de las geografías afectadas ante las medidas adoptadas por los estados y el cierre de puntos de venta, la compañía analizará las medidas oportunas de acuerdo a la legalidad vigente en cada país.

Desde que se inició esta crisis sanitaria, la compañía se ha focalizado en tomar decisiones con agilidad y con el foco puesto en una doble responsabilidad. De un lado, en proteger la salud de los empleados, clientes y ciudadanía en general y, del otro, en continuar desarrollando su actividad en un escenario complejo e implementando las medidas con las que minimizar el impacto de esta situación y retomar tan pronto como sea posible la normalidad del negocio.

 

 

 

 

 

 

Publicidad