Publicidad

Según el informe anual sobre el estado de la moda de The Business of Fashion y McKinsey&Company, las empresas del sector registraron en 2020 una disminución de aproximadamente el 93% en las ganancias económicas. Ante esta realidad y las consecuencias que pueden derivar de ella, IMF Institución Académica ha celebrado un webinar sobre los nuevos retos de estas compañías de cara a 2021 de la mano de José Luis del Olmo Arriaga, docente del Máster Universitario en Dirección de Empresas del Instituto de Ciencias Empresariales IMF (IMFICE) y escritor del libro Marketing y comunicación de moda, lujo y lifestyle. El Dr. Jordi Ojeda, director del Máster Universitario en Dirección de Empresas de IMF ICE, fue el encargado de moderar la sesión.

El sector de la moda ha reducido de forma nunca antes vista sus ganancias en los últimos meses, si bien no todas las empresas se han visto perjudicadas por igual. Así, los players de comercio electrónico han incrementado de forma representativa sus ventas en 2020, y grandes grandes plataformas como Asos, Zalando y, por supuesto, Amazon se han visto muy beneficiadas por el confinamiento y las restricciones.

José Luis del Olmo explica: “La industria de la moda ha dado un salto de cinco años en cuestión de meses en lo referente al entorno digital. Las grandes marcas han sofisticado el servicio y los pequeños comercios se han unido a la tendencia”.

Publicidad

El profesor ha manifestado que todos los estudios indican que en 2021 seguiremos viendo disminuciones de las ventas del sector en la mayoría de los países con respecto a 2019, pero que mejorarán las cifras de 2020. “La gravedad de la situación puede depender de muchos factores. Si la vacuna inmuniza de una manera rápida a la sociedad, contribuirá a que esta máquina se vuelva a activar. En cuanto al entorno digital, se espera que crezca en un 20% a nivel mundial en 2021”, añade.

Esta pandemia también nos ha traído un nuevo consumidor post covid. Según expone Del Olmo: “Es un consumidor aún más digital, selectivo y racional, que va a gastar menos en moda, por no considerarla un producto de primera necesidad. Sale menos de casa, no va a actos, fiestas, ceremonias y, en muchas ocasiones, trabaja online, por lo que necesita menos prendas”.

Qué retos afronta la moda en este 2021

Estos cambios que estamos viviendo requieren de un extra de creatividad para poder salir de la crisis en la que muchos negocios del sector están inmersos. El comercio online es la clave en este 2021 incluso para los minoristas, que deben apostar por esta forma de vender y extenderse así a otros territorios.

“La industria debe optimizar la experiencia online y apostar por la omnicanalidad. Para potenciar este terreno, la logística es esencial y el comercio minorista debe entregar los pedidos online de forma rápida y eficaz”, ha recomendado el experto.

Para terminar, ha resaltado otro reto para este 2021: la necesidad imperante de muchas empresas de adoptar una conciencia sostenible. “Las generaciones Millennial y Z son cada vez son más críticas y están más informadas. Por esa razón, los operadores tienen que tener una mayor responsabilidad social”, ha concluido.

Jordi Ojeda ha despedido el acto de IMF Institución Académica incidiendo en lo inestable que es la realidad que el mundo está atravesando y cómo de un día a otro la situación, tanto de la industria de la moda como de cualquier otra, puede cambiar radicalmente.

IMF Institución Académica cuenta con un Máster en Dirección de Empresas de Moda dirigido por Antonio Pernas y en colaboración con Agatha Ruiz de la Prada.

Publicidad
Artículo anteriorCómo preparar una feria presencial o virtual
Artículo siguienteLectra adquiere Gerber Technology