Publicidad

Perteneciente a la tercera generación de la empresa Rius-Comatex, Òscar Rius combina su labor con la presidencia de amec amtex. Desde la perspectiva de su empresa ha aprendido a diversificar a otros sectores de actividad; y desde amec amtex uno de los principales objetivos es reclamar al Gobierno un mayor presupuesto dirigido a la promoción del comercio exterior para salir lo más rápidamente de la actual crisis.

Su trayectoria profesional ha ido siempre de la mano de Rius-Comatex. ¿Nos puede ofrecer una panorámica de su empresa y de su responsabilidad dentro de la misma?

Somos una empresa de tercera generación, con una gestión compartida entre mi hermano y yo. Esta característica familiar es un claro ejemplo de las empresas de amec amtex. Todas las empresas hemos tenido que adaptarnos a diferentes momentos complejos y mejorar nuestros productos para que sean competitivos y podamos mantener nuestras cuotas de mercados sobre otros fabricantes.

La producción de su empresa se encuentra alejada del concepto clásico de la fabricación convencional de tejidos destino confección. ¿Nunca se han planteado la posibilidad de irrumpir en este mercado?

Siempre hemos sido una empresa que ha servido a la producción textil convencional, pero el propio mercado nos está llevando a otros sectores como el médico, el del packaging… Es una trayectoria que hemos compartido con el resto de fabricantes de maquinaria textil que formamos parte de amec amtex. La diversificación hacia otros sectores nos permite afrontar crisis sectoriales textiles, como en el caso de la generada por la Covid-19.

Publicidad

Rius-Comatex es un operador global. ¿Esta situación y posición es fruto de una idea iniciática o ha sido debida a una estrategia condicionada? ¿Su presencia en el mundo es vocación o necesidad?

Mi padre, Valentí Rius Senior, entendió en los años 60 que había que salir de España y vender por todo el mundo. En aquel momento no era una necesidad, pero la pronta internacionalización ha hecho que actualmente hayamos vendido en más de 90 países. Lo que empezó siendo una vocación ahora sí, se ha convertido en una necesidad, y cada año servimos a 50 países diferentes.

“Todas las empresas hemos tenido que adaptarnos a diferentes momentos complejos y mejorar nuestros productos para que sean competitivos”

Todas las empresas de amec amtex son grandes exportadoras. Detectamos oportunidades que se generan en otros países, estamos acostumbrados a viajar por el mundo y desarrollar proyectos con nuestros clientes. No ofrecemos solamente un catálogo en el que el cliente sólo pueda escoger qué producto quiere, sino que escuchamos lo que necesita y desarrollamos la mejor solución para su línea de montaje.

Instalaciones de Rius-Comatex
Imagen de las instalaciones de Rius-Comatex

Desde sus inicios hasta la actualidad, la empresa ha ido evolucionando. Se ocupaba de un tipo de producción algo alejada de sus fabricados actuales. ¿Qué fue, verlas venir o adelantarse a los acontecimientos?

La columna vertebral de lo que fabricábamos en un principio continúa fabricándose, evolucionada a los tiempos actuales. Pero esta misma maquinaria y la nueva maquinaria ha ido evolucionando para producir para sectores que incluso están fuera del textil, como sería packaging, automoción, o el sector médico entre otros.

A veces el mercado ha venido a nosotros. Otras veces nos hemos adelantado y nuestro equipo de I+D ha creado el producto que encajaba de forma disruptiva en un mercado, respondiendo a nuevas necesidades.

Además de su gestión en Rius-Comatex, su otra gran ocupación, preocupación, devoción, es la presidencia de amec amtex. Háganos un resumen de la historia de amec amtex y amec, y cuáles son sus principales objetivos.

amec es una entidad con 50 años de experiencia asociativa, que nació cuando las empresas industriales decidieron trabajar conjuntamente para su desarrollo internacional.

Hasta ahora la misión de amec ha sido generar impacto en la competitividad internacional de nuestros miembros, poniendo el foco en la internacionalización. Ahora, sin embargo, nos encontramos en un entorno global muy incierto y cambiante, y con el gran reto de hacer frente a la digitalización y la adopción de la industria 4.0, así como a los nuevos requerimientos para asegurar la sostenibilidad del planeta.

Estamos en un momento decisivo al que la industria debe hacer frente, por lo que nos hemos propuesto además dar herramientas a nuestros miembros para el proceso del cambio de era. Por ello, nuestra nueva misión es impulsar los nuevos factores clave de competitividad en las empresas: anticipación, adaptabilidad, colaboración, geocalización y sostenibilidad.

“En amec amtex nos hemos propuesto dar herramientas a nuestros miembros para el proceso del cambio de era”

Para ello ofrecemos actividades y servicios transversales que permiten a las empresas asociadas desarrollarse y encontrar soluciones en todo tipo de necesidad que tengan como empresa industrial, y sobre todo preparándolas para ser más competitivas en los tiempos actuales. La colaboración entre todos nuestros miembros es fundamental: las empresas industriales nos reunimos y compartimos experiencias y soluciones.

Dentro de amec, las empresas del textil nos reunimos en amec amtex y tenemos una gran presencia tanto nacional como internacional gracias a las diferentes colaboraciones con asociaciones como Texfor o Cematex.

Somos propietarios de las principales ferias de referencia para el sector textil como son ITMA e ITMA ASIA, en las que centramos gran parte de nuestra actividad. También acercamos a la venta a nuestros miembros, y hacemos llegar a los principales compradores textiles las características de las soluciones de nuestros asociados, que son la flexibilidad, la sostenibilidad y una buena relación calidad-precio.

¿Qué porcentaje de empresas del sector textil/confección forman parte de amec amtex?

En la asociación contamos con la totalidad de empresas fabricantes españolas de soluciones para el proceso de fabricación textil. Llegamos de forma transversal a las diferentes oportunidades de compra de soluciones que se generan en los diferentes polos de fabricación textil gracias a nuestros asociados, entre los que encontramos fabricantes de maquinaria en los subsectores de hilatura, acabados, tejeduría y punto.

“La colaboración entre todos nuestros miembros es fundamental”

Además, contamos con diferentes empresas que forman parte de la cadena de valor y que están aportando innovaciones al sector: tenemos empresas de software que personalizan los diseños, productos químicos que aportan propiedades de alta calidad… a todas ellas les ofrecemos servicios y actividades que les permiten desarrollarse comercialmente tanto nacional como internacionalmente y herramientas para ser más competitivas.

Una de sus definiciones es que actúan como un “lobby frente al entorno”. ¿El entorno es para ustedes hostil? ¿Qué es el entorno para amec? ¿La clase política? ¿La falta de inversión?  ¿Las nuevas circunstancias del mercado? ¿La falta de calidad en la enseñanza?

Actuamos como un lobby para incidir en todo aquello que puede impactar de forma positiva en nuestra industria internacionalizada. No es que consideremos que nos encontramos en un entorno hostil, sino que trabajamos para que nuestra industria pueda desarrollarse en un marco lo más favorable posible, lo cual incidirá a su vez en la creación y mantenimiento de puestos de trabajo, la buena marcha de la economía y el bienestar general.

“Actuamos como un lobby para incidir en todo aquello que puede impactar de forma positiva”

Sin duda, una mayor inversión bien dirigida hacia donde es más productiva y una enseñanza acorde con las necesidades de las empresas serán beneficiosas. En amec identificamos anualmente temas de mejora en ámbitos relacionados con la competitividad industrial. Mantenemos un contacto fluido con las administraciones públicas, instituciones, medios de comunicación y participamos en organizaciones empresariales y redes para contribuir a la mejora del entorno industrial.

Precisamente, el pasado mes de mayo presentamos el documento Claves para el cambio de modelo productivo, en el que exponemos las 10 grandes medidas imprescindibles para la reactivación y transformación de la industria.

Para su elaboración han participado más de 50 expertos y empresas industriales internacionalizadas. Tal y como refleja el documento, la industria y el sector exterior fueron el motor de recuperación en la crisis de 2008. No obstante, la falta de apuesta por el sector de las políticas públicas nos ha alejado de los objetivos europeos de conseguir un 20% de peso de la industria en el PIB para 2020, con una clara pérdida de competitividad y un aumento de la brecha en la intensidad innovadora de nuestro país respecto a la media europea, justo cuando nos encontramos en plena revolución tecnológica.

En el documento que hemos presentado detallamos las acciones para la urgente transformación industrial, una oportunidad y una necesidad, ahora más que nunca, para progresar como economía y sociedad.

Su reciente reunión con el director general de Industria, Raúl Blanco, ¿ha sido satisfactoria? ¿cree que se ha creado el marco adecuado para que las relaciones entre industria y administración mejoren tras esta crisis?

En la reunión, el Comité Ejecutivo de amec pudo tratar con el director general de Industria, Raúl Blanco, los aspectos que contempla el documento Claves para el cambio de modelo productivo. Nos encontramos en un momento decisivo, tenemos delante una oportunidad y una necesidad, no para volver a la situación anterior a la pandemia, sino para progresar como economía y sociedad.

El secretario general el Ministerio de Industria, Raúl Blanco. Foto: Juan Lázaro

Efectivamente, para la aplicación de las medidas que recoge el documento es imprescindible una gran colaboración entre administración e industria, tal y como trasladamos a Blanco.

Desde amec, una entidad formada al cien por cien por empresas industriales, ofrecemos toda nuestra colaboración para el diseño, implantación y evaluación de las políticas industriales. Es por ello que, además de los contactos periódicos que tenemos con las administraciones, creemos necesario la creación de espacios de diálogo permanente entre la administración y la industria para hacer efectiva la transformación que necesita el sector productivo, tan urgente y necesaria.

En su reciente asamblea general se presentó el documento ‘Claves para el cambio’, con diez medidas que consideran fundamentales para dar un nuevo impulso a la industria nacional. Ustedes señalaban que “La industria será digital o no será”. ¿En qué punto estamos, teniendo en cuenta que la pandemia ha acelerado el salto tecnológico?

El documento Claves para el cambio de modelo productivo propone diez medidas, las cuales desarrolla con acciones concretas y la propuesta de políticas activas:

  • Agilidad para la reactivación y el cambio de capacidades
  • Recuperación económica verde e inclusiva
  • Salto en la calidad productiva con una industria intensiva en I + D + i
  • Acelerar la digitalización
  • Construir el talento necesario para el cambio
  • Impulso al sector exterior, que es el motor de la recuperación
  • Evitar el repliegue proteccionista y reforzar los mecanismos de cooperación entre los países europeos
  • Preparar con Planes de Contingencia con una prospectiva atrevida y profesionalizada
  • Políticas expansivas con foco en la eficiencia y la innovación
  • Potenciar el cambio desde un ecosistema colaborativo público-privado.
Portada Claves para el cambio
Portada del documento ‘Claves para el cambio de modelo productivo’

La digitalización de la industria es ahora algo que no puede esperar: es factor de competitividad exponencial. Durante la pandemia se ha acelerado la aplicación del teletrabajo, pero no es suficiente. La limitación de la movilidad está forzando la búsqueda de soluciones para la comercialización y la asistencia técnica a clientes de forma remota, la servitización de la industria y en definitiva una tendencia hacia una necesidad imperiosa de redefinición de los modelos de negocio en la industria.

Decimos que la industria será digital o no será porque estamos lejos en la conversión en industria 4.0 frente a otros países como Alemania. La inacción o la lentitud frente a esta tendencia dejará a las empresas y a nuestra industria en una posición competitiva muy débil frente a competidores internacionales sumados decididamente a la misma.

Una de las más inteligentes y sensatas de las citadas medidas es la que clama por impulsar el sector exterior. La exportación fue una de las claves en la salida de 2008. ¿Va a ser también uno de los pilares de la reconstrucción económica en esta ocasión?

Si bien las administraciones señalan al importante papel del mercado exterior para agilizar la recuperación, tal y como ya ocurrió en la crisis de 2008, para amec es necesario un claro acompañamiento para que suceda con todo su potencial y la industria exportadora contribuya de forma decisiva al crecimiento del PIB.

“La digitalización de la industria es ahora algo que no puede esperar”

En este sentido pedimos al Gobierno un mayor presupuesto dirigido a la promoción del comercio exterior para agilizar la recuperación económica. El Comité Ejecutivo de amec se reunió el pasado mes de junio con la consejera delegada de ICEX, Maria Peña, con la que hemos comprobado que coincidimos ampliamente en las estrategias de futuro a seguir. En este sentido, convenimos en intensificar nuestra colaboración para que el mercado exterior pueda seguir ejerciendo de motor tractor.

En el encuentro, señalamos algunos de los elementos claves en los que incidir: anticipación frente a los nuevos escenarios, mitigar los efectos del proteccionismo, mejorar la imagen industrial del país, fomentar de forma decidida la digitalización y la industria 4.0 y desarrollar una nueva generación de instrumentos de promoción internacional.

2019 fue un buen año, en general, para todos. Pero… ¿tan bueno como para no caer arrollados en el actual 2020? ¿Había superado la economía española el cataclismo del periodo 2009/2017?

Las empresas industriales han llegado mucho mejor preparadas a esta crisis de como lo estaban en 2008. Se trata de empresas con una mayor solidez económica. Es cierto que la actual era totalmente inesperada y se ha desarrollado con una rapidez inusitada. También lo es que las personas que han estado al frente ya han gestionado una crisis con anterioridad, y por ello, y gracias a su experiencia previa, han tenido una mayor capacidad de reacción, y han podido tomar decisiones de forma más decidida y rápida.

Uno de los comentarios más escuchados durante la pandemia, al menos en el sector textil/confección es la necesidad de que haya una industria nacional fuerte. ¿Cree que se ha tomado nota o se va a olvidar en cuanto la crisis actual vaya pasando a la historia?

La crisis ha servido para que se demuestre claramente que debemos apoyar a nuestra industria. amec está aquí para que esto no se olvide, y trabaja intensamente y lo seguirá haciendo en el futuro para que las administraciones lo tengan presente. Nuestra industria, además, ha mostrado tener una rápida capacidad de reacción: son muchas las que han reconvertido su actividad para dar respuestas a las necesidades que ha creado la pandemia, produciendo EPI’s, barreras de protección, etc.

“pedimos al Gobierno un mayor presupuesto dirigido a la promoción del comercio exterior para agilizar la recuperación económica”

En amec incidimos asimismo en la necesidad de hacer prospectiva para estar preparados, porque la que hemos pasado no es la única crisis que sufriremos. Vendrán otras, sean provocadas por un virus, por una guerra comercial, un conflicto bélico… Debemos estar preparados como país, y tenemos la suerte de contar con un buen activo industrial al que debemos acompañar y asegurar su fortaleza.

Òscar Rius, presidente de amec amtex
Òscar Rius, presidente de amec amtex

Hay muchas teorías sobre la salida de esta crisis. ¿Cuál es la suya? ¿Qué letra le gusta más? ¿la V? ¿la V asimétrica? ¿la L? ¿le asusta la L con base alargada?

Confiamos en que se tratará de una V con una recuperación más o menos rápida según los ámbitos y la capacidad de reacción de las empresas, para la que es muy importante un acompañamiento de las administraciones.

“En amec apsotamos por dar herramientas a las empresas para encontrar talento”

Nos encontramos en un cambio de era, en la que la digitalización y los cambios de los consumidores están marcando ya desde antes de la pandemia una importante transformación industrial que ahora se ha acelerado. Lo importante no es en realidad el corto plazo y salir de inmediato de la crisis, sino cómo salimos de ella, y si somos competitivos a nivel global.

A nivel de industria, ¿cuáles son las principales lecciones que nos deja la pandemia?

La crisis nos ha vuelto a demostrar la importancia de la colaboración entre las empresas de nuestra comunidad. Nuestros miembros han compartido experiencias, cómo están haciendo frente a la situación, exponiendo situaciones, soluciones que aplican y best practices en las innumerables sesiones de networking que hemos realizado en los últimos tres meses. Compartir conocimiento entre las empresas industriales se demuestra una vez más como algo muy valioso, aún más en situaciones como las que hemos vivido. Nuestros miembros lo han agradecido muchísimo.

En estos momentos existen muchas cartas dirigidas a los Reyes Magos, donde se pide de todo. ¿Contendría su carta la única demanda de que las Administraciones se sensibilizaran en potenciar, aumentar, ayudar en que la inversión en investigación sea una tarea principal?

La I+D+i aplicada a las necesidades de las empresas industriales es básica y, sin duda, reclamamos una mejor conexión entre la universidad y la empresa. Para nosotros, no es la única demanda. Nuestro documento ‘Claves para el cambio de modelo productivo’, lejos de una carta a los Reyes Magos establece unas bases bien contrastadas, claras y necesarias, para que nuestro sector productivo ocupe el lugar que debe tener en una economía fuerte y diversificada como debe ser la nuestra.

¿Contestó la Sra. Maria Reyes Maroto, ministra de Industria, la carta de amec en la que la entidad expresaba su profundo desacuerdo por su falta de claridad y concreción en las medidas adoptadas?

Estamos en permanente contacto con el Ministerio de Industria, del que tras la misiva del presidente de amec, Pere Relats, recibimos clarificaciones de las medidas que afectan a la industria y a nuestros miembros en diversas ocasiones.

¿Cuáles son los proyectos a corto/medio plazo en los que amec va a poner una mayor incidencia?

Nuestro gran valor es nuestra comunidad, lo que se verá de nuevo reflejado en el Fórum amec en el que las empresas industriales tratamos aspectos clave.

En este caso, el Fórum va a tratar de propósito y empresa y los pilares de la competitividad en la nueva era digital. Se trata de un escenario ideal en el que entre todos hablamos de cómo afrontar los cambios que ya nos están afectando.

Este año amec también apuesta fuerte por potenciar aún más la colaboración entre nuestros miembros y por dar herramientas a las empresas para encontrar talento, tan buscado y necesario para pilotar el cambio de era.

Publicidad