Publicidad

La compañía portuguesa, fundada en 1927 por José Dias de Oliveira y establecida en Pousada de Saramagos, es una de las empresas textiles más antiguas de Europa, y está dedicada a la creación y producción de tejidos para moda.

En la actualidad, dirigida por José Alexandre Oliveira, nieto del fundador, está focalizada en una carrera para ser lo más sostenible posible, entre otras formas con la conversión de sus residuos textiles en nuevos tejidos. Con todo, el gran reto de la compañía es reducir estos residuos textiles y que en 2025 un 80% de sus productos sean sostenibles.

Publicidad

Albertina Reis, directora de I&D de Riopele, asegura que “ahora es más fácil hablar de sostenibilidad, ya que desde la pandemia los clientes están más involucrados con este concepto”. En este sentido, la compañía dispone de todas las certificaciones existentes para garantizar la transparencia ante sus clientes.

Riopele es una compañía vertical que es sostenible en todos sus procesos, ya que aplican eficiencia energética y transparencia en todos ellos, incluyendo productos y plantilla. Admiten que una de sus grandes preocupaciones es el agua: en 2019 el 55% de la que utilizaban era ya reciclada.

Con una capacidad de producción de alrededor de setecientos mil metros de tejido al mes, Riopele invierte en la producción de tejidos de alta calidad, basados en fibras naturales, sintéticas, artificiales y recicladas, con el foco puesta en las mezclas de poliéster/viscosa/elastano.

Publicidad
Artículo anteriorUnisa abre una nueva tienda en Valencia con un enfoque digital
Artículo siguienteLa Asamblea de Fedecon y Confederación ModaEspaña se focaliza en los retos de futuro