Publicidad

Santa Eulalia,  firma de las más destacadas de Barcelona, y capitaneada por Luis Sans, miembro de la cuarta generación de la familia propietaria, y su mujer Sandra Domínguez, alcanza sus 180 años y los celebra con una exposición.

Bajo el nombre de Santa Eulalia, 180 años de moda, la exposición propone un recorrido para disfrutar de una época en la que Barcelona, con Santa Eulalia como referente, fue líder en diseño de moda.

A lo largo de cuatro salas, organizadas por tipologías de Calle y día, Noche, Puestas de Largo y Novias, el visitante se sumergirá en el mundo de la Alta Costura a través de vestidos y sombreros cuidadosamente seleccionados, así como de una pieza audiovisual que recoge también carteles publicitarios, fotografías de moda y comunicaciones de Santa Eulalia que evocan la época dorada de la Alta Costura.

Publicidad

Santa Eulalia una firma histórica

Ya en 1926 Santa Eulalia fue pionera en organizar desfiles de Alta Costura en Barcelona. Desde entonces, salieron de sus talleres los vestidos y sombreros que vistieron a la ciudad condal y más allá. Piezas de costura de entre los años 1930 y 1990 que se reúnen ahora en una exposición que puede visitarse gratuitamente hasta el 22 de enero de 2023 en el Palau Robert.

Miembro fundacional de la Cooperativa de Alta Costura en 1941, Santa Eulalia lideró la moda junto con Pedro Rodríguez, Asunción Bastida, Manuel Pertegaz y El Dique Flotante, reconocidos como los Cinco Grandes de la Costura española. Honores que compartían, en paralelo, con Cristóbal Balenciaga quien, además de en París, tenía establecimientos en Barcelona, Madrid y San Sebastián.

Ubicada en el emblemático Paseo de Gracia, Santa Eulalia es una de las tiendas más longevas de esta avenida clave en el panorama de moda de la ciudad

La exposición ha sido comisariada por Josep Casamartina, reconocido historiador de arte especializado en historia de la moda, que ha vertebrado un recorrido fascinante reuniendo piezas no solo del archivo propio de Santa Eulalia sino también otras procedentes de la Fundació Antoni de Montpalau, el Museu del Disseny de Barcelona (DHUB), el Centre de Documentació i Museu Tèxtil de Terrassa, y el Museo del Traje de Madrid.


¿Has leído ya la edición de noviembre de Noticiero Textil?

Publicidad
Artículo anteriorEl futuro del ecommerce en España
Artículo siguienteCIFF prepara su próxima convocatoria bajo una nueva dirección