Publicidad

EAE Business School ha publicado el informe Sector de la moda, del que se extrae que este primer semestre el consumo de moda creció un 23,5%, aunque todavía permanece un 25% por debajo de 2019.

El mes de junio fue el primer mes de 2021 con un nivel de facturación muy cercano al de 2019. “Los datos revelan que la recuperación del consumo en el sector moda en España ha llegado más tarde de lo esperado y con menos fuerza, manteniéndose una cierta debilidad del consumo interno. Todo apunta a que el sector moda no terminará de recuperarse plenamente durante el 2021”, explica la autora del informe y profesora de EAE Business School, Tatiana Valoira.

Canales de venta

En cuanto a los canales de venta, las tiendas independientes y multimarca -el retail de proximidad- gana peso, aunque las grandes cadenas siguen siendo líderes en ventas de moda. La compra online modera el crecimiento disparado de la pandemia, pero sigue consolidándose; el primer semestre de 2021 un 13% de la población ha comprado alguna prenda de moda online, mientras que en 2019 era el 6%. En 2020, el gasto medio por persona en vestido y calzado fue de 405,48€, registrando una fuerte caída del 28,8%, respecto del 2019 (569,55€).

Publicidad

“La drástica reducción es fruto de los efectos y restricciones de la covid-19. Este hecho muestra un cambio en las prioridades de los consumidores y una clara pérdida de peso relativo del gasto en vestido y calzado respecto de otros elementos”, puntualiza la autora del informe.

La previsión del gasto de los consumidores en ropa y calzado en España se incrementaría un 5,5% en el año 2022. Sin embargo, las estimaciones de crecimiento de los siguientes años se moderan: 3,5% en 2023, 3,1% en 2024 y del 1,9% para el 2025.

El estudio señala que el sector deportivo seguirá en fase de crecimiento hasta el 2022, incluso después de haber disminuido las restricciones y por ende restablecer un ambiente más parecido al que teníamos antes de la pandemia. “Todo apunta que el 2022 debe ser el año del inicio de una clara recuperación”, remarca Valoira.

Exportaciones e importaciones de la moda española

Respecto a las exportaciones de la moda española, los 10 principales mercados de exportación del sector textil español en el 2020 suponen el 67,97%. Dentro del top 10, los mercados pertenecientes a la Unión Europea suponen el 48 ,3% del total. Los países con una mayor penetración son Francia (15,8%), Italia (10,6%) y Portugal (8,4%). Alemania, con 7,4%, sigue siendo un mercado de difícil penetración para el textil español.

“Debemos esperar a los resultados del 2021 para ver la afectación real del Brexit en las exportaciones del textil español. En 2020, el Reino Unido ocupa el 6º puesto con un 5,8%”, advierte Valoira.

Importaciones

Por otro lado, la distribución de las importaciones del textil español está muy concentrada en Asia, que acumula casi la mitad de las importaciones con un 49,11%. China mantiene el liderazgo con un 28,89% y Bangladesh ocupa el segundo lugar del ranking con un 10,66% del total. Otros países asiáticos son India (3,55%), Vietnam (3,01%) y Pakistán (3,00%). Dos mercados que habitualmente han sido suministradores del textil español son Turquía y Marruecos, que suponen conjuntamente el 16,10% del total.

“Son dos mercados de semiproximidad respecto de los cuales veremos con datos del 2021 si han sacado provecho de los problemas de aprovisionamientos sufridos por las cadenas de suministros de procedencia asiática”, detalla la profesora de EAE Business School.

Turquía con un 9,90% ocupa el tercer lugar del ranking y Marruecos el quinto con un 6,20%. Los mercados de proximidad dentro del top 10 (Italia, Portugal y Francia) acumulan un 14,16% de las importaciones, con Italia en 4º lugar del ranking con un 6,74%. “El objetivo de conseguir cadenas de suministro más sostenibles debería reflejar cambios dando más peso a los mercados de proximidad como países origen de las importaciones”, señala la profesora de EAE Business School.

La venta online de moda

En España y en el año 2020 el e-commerce representó el 19,4% del total de las ventas de moda, que supone un crecimiento de 10,1 puntos porcentuales respecto al 2019 (9,3%). Desde 2012, su evolución era prometedora con un 1,4% y un crecimiento regular que no superaba los dos puntos porcentuales de un año al otro. En 2020, el incremento ha sido netamente superior al acumulado en los ocho años anteriores. Del 2012 al 2019, el peso del e-commerce pasa del 1,4% al 9,3%.

“La moda online ha sufrido un cambio disruptivo en los últimos años debido a la fuerte digitalización de canales de compra y a la implementación de otras herramientas digitales que son reforzadas por las redes sociales. La pandemia y sus restricciones apuntaló esta tendencia y obligó a las empresas a agilizar el lanzamiento de sus plataformas digitales si querían sobrevivir a la nueva situación”, explica Valoira.

La previsión del gasto de los consumidores en ropa y calzado en España se incrementaría un 5,5% en el año 2022. Sin embargo, las estimaciones de crecimiento de los siguientes años se moderan: 3,5% en 2023, 3,1% en 2024 y del 1,9% para el 2025

En este sentido, tal y como indica el estudio, gran cantidad de compañías han incorporado innovaciones digitales a sus sistemas de ventas: la transmisión en vivo, adaptación online de servicio al cliente, video chat y compras sociales. El calzado obtiene la mayor cuota de mercado con un 25% del total de las ventas ecommerce, seguido del textil hogar con un 19,3% y de las prendas de vestir y accesorios con un 17,7% y 14,5%, respectivamente.

El calzado fue el sector que registró un mayor salto con un incremento de 11,2%. En el caso del textil hogar, el incremento fue de diez puntos en un año. Las estimaciones de crecimiento de la venta online de moda para el año 2021 mantiene unas expectativas de un 17,8%. Para los años venideros se estima que las ventas online seguirán creciendo, pero ya no a nivel de dos cifras como ha sucedido en estos dos últimos.

El crecimiento esperado para el 2022 es del 8,8%, del 6,1% para 2023, del 4,2% para 2024 y del 2,8% para 2025. Esta explosión de la moda online experimentada en España (19,4% del total) ha implicado un acercamiento a las ratios que se dan en otros mercados europeos como Francia o Italia, pero todavía se encuentra lejos de Gran Bretaña o Alemania. El 41,6% realizan sus compras de moda a través de Instagram.

El mercado de ropa de segunda mano

El mercado de ropa de segunda mano en todo el mundo ha triplicado sus cifras del 2012 al 2020, año en que ha alcanzado los 33 miles de millones de dólares. Pero es que la previsión es que del 2020 al 2024 pueda llegar a casi duplicarse el volumen de negocio. Firmas emblemáticas del lujo como Louis Vuitton, Gucci o Chanel han abierto el canal del marketplace de resell. El 40% de los menores de 24 años adquiere ya moda o complementos usados, cuando en el 2016 lo hacía un 27% de los jóvenes.

La cifra de compradores baja al 30% en la franja de 25 a 37 años y al 20% por encima de los 38. “El motivo es doble. Los jóvenes por un lado tienen menor poder adquisitivo y, por otro lado, son plenamente conscientes del impacto negativo de la industria textil en el medioambiente”, apunta Valoira.

Las capitales de la moda en el mundo

Nueva York mantiene la primera posición de un ranking; Londres la segunda, después de escalar cuatro posiciones, la tercera Los Ángeles con una subida de once posiciones y, el cuarto lugar, París, que pierde dos posiciones.

A nivel español, cabe destacar que Barcelona, en sexta posición, se mantiene en el top 10 a pesar de haber perdido tres posiciones y la subida experimentada por Madrid que entra en el top 10 después de escalar cinco posiciones. Otro aspecto para destacar es la caída de Milán a la novena posición, después de perder cinco puestos en el ranking, y la continua ascensión de Berlín, actualmente en quinta posición.

Publicidad
Artículo anteriorParfois sube la persiana en Barcelona
Artículo siguienteAEI Tèxtils inicia el proyecto Hi-Tech-TEX