Publicidad

Tras dos meses de andadura, la iniciativa One Million Liters, que invitaba a unirse a la Revolución del Denim Sostenible, ya tiene un beneficiario: la escuela primaria de Chakaka, en Benga, Malawi. Así, la española Tejidos Royo culmina su primera iniciativa para concienciar sobre cómo cambiando una parte del proceso de fabricación se puede no sólo marcar una gran diferencia en la industria sino contribuir a una buena causa.

Uno de los mayores problemas en la industria textil es el excesivo consumo de agua, especialmente en el proceso de tintura del tejido denim. Como referencia, según informes de la UNCTAD (Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo), fabricar unos jeans con un sistema convencional supone un gasto de agua equivalente a la cantidad que una persona podría beber en 7 años.

Publicidad

Partiendo de este contexto y con el reto de dar un giro responsable a estos procesos, Tejidos Royo ha trabajado durante más de una década, en colaboración con Gaston Systems Inc. e Indigo Mill Designs (IMD), en el desarrollo de su tecnología pionera Dry Indigo, gracias a la que se ha conseguido eliminar al 100% el uso de agua en la tintura de hilo índigo, todo un hito en la industria textil. Además, consigue reducir el uso de energía en un 65% durante su fabricación, utilizándose también un 89% menos de productos químicos y eliminando totalmente el vertido de aguas residuales.

Jose Rafael Royo, “member of board” de la compañía, explica que “desde Tejidos Royo somos muy conscientes del impacto que tenemos en el medio ambiente y en los últimos años hemos querido hacer patente nuestro compromiso con el entorno y cumplir con los Objetivos de Desarrollo Sostenible de las Naciones Unidas 2030. Creemos que los actores de cada industria tenemos que tener un papel protagonista en la creación de un escenario para el cambio”.

Y añade: “Por ello decidimos apostar por invertir años de trabajo en el desarrollo de Dry Indigo, que sin duda nos abre un fantástico camino a toda la industria textil hacia la sostenibilidad. La iniciativa One Million Liters la hemos concebido como un punto de encuentro para sensibilizar al consumidor final y al resto de la industria y estamos muy orgullosos de haber lanzado este pequeño gran grito de sensibilización que esperamos se traduzca en un largo eco internacional”.

El proyecto incluye la perforación de un pozo y la instalación de una bomba que permita el abastecimiento permanente de agua potable en la escuela

Para lograr estos objetivos y difundir sus valores, Tejidos Royo creó la iniciativa “One Million Liters”, la campaña internacional que se lanzó en el marco de la Feria Kingpins en Amsterdam y se difundió en España, EEUU, Alemania, Reino Unido, Holanda, Francia e Italia. Tras la primera donación en 2019, a través de su microsite, la iniciativa ofrecía a los usuarios de todo el mundo la posibilidad de proponer una causa benéfica a la que hacer el donativo de cara a 2020, parte de lo que la empresa ahorró el pasado año gracias a la tecnología de tintado en seco Dry Indigo.

Para impulsar la participación, en mercados clave como Alemania y Estados Unidos se ha llevado a cabo una campaña de “influencers” embajadores que han contribuido a difundir la iniciativa.

La elección del ganador de “One Million Liters” ha corrido a cargo del jurado formado por grandes profesionales, entre los que se encontraban Anna Pons, Directora de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica de la Generalitat Valenciana; Arturo Larena, Director de EFE Verde de la Agencia EFE; César Royo, CEO de Tejidos Royo; Jose Royo, Member of board de Tejidos Royo; y Jaime Primo, Director del Centro de Ecología Química Agrícola CEQA y Patrono de la Fundación José y Ana Royo. “La calidad de los proyectos benéficos presentados ha sido espectacular. Hemos premiado a la causa benéfica que creemos que más beneficiará nuestra donación y esperamos ver cómo se va desarrollando la construcción del pozo de la Escuela Primaria Chakaka”, afirman los miembros del jurado.

Tras la deliberación y votación del Jurado, la causa benéfica ganadora ha sido la Escuela Primaria de Chakaka en Benga, Malawi, llevada a cabo por la Comunidad Misionera de San Pablo Apóstol. El pozo más cercano a la escuela primaria está situado a unos 500 metros de distancia, y la cantidad de agua es insuficiente para los más de 1.500 niños y niñas del colegio, ya que el pozo es compartido con la numerosa comunidad local.

Tejidos Royo ha trabajado durante más de una década, en colaboración con Gaston Systems Inc. e Indigo Mill Designs (IMD), en el desarrollo de su tecnología pionera Dry Indigo

El proyecto intentará dar solución a estos problemas con la perforación de un pozo y la instalación de una bomba que permita el abastecimiento permanente de agua potable en la escuela. De esta manera, la escuela dispondrá de lo necesario para beber y cocinar, así como la limpieza necesaria de las aulas, baños y cocinas, mejorando la higiene y el aseo necesarios, evitando así enfermedades.

Además, mejorará la calidad de vida de 50 niñas que cursan el séptimo y octavo año y que, por vivir alejadas de la escuela, residen allí de lunes a viernes.

“Desde la Parroquia de Benga estamos encantados de participar en el maravilloso proyecto One Million Liters y poder colaborar con Tejidos Royo en la construcción del pozo que proveerá a la escuela de Chakaka de agua potable. Nuestras misiones buscan mejorar la situación de miles de personas a través de iniciativas que mejoren su desarrollo integral”.

Así, Tejidos Royo espera que esta primera llamada a la Revolución del Denim Sostenible sea tan solo el comienzo de una larga andadura hacia una industria ética y espera poder seguir concienciando al sector textil y a sus consumidores sobre la importancia del consumo responsable, cambiando así el paradigma actual.

 

 

 

 

 

 

 

Publicidad