¿Cómo prevé el sector de la moda española su actividad en 2023?

Seamos sinceros, hablar de predicciones de futuro en el sector de la moda, aunque sea a corto plazo, da un poco de vértigo después de los acontecimientos que nos ha tocado vivir en los últimos años.

Está claro que la llegada de la pandemia nos pilló a todos por sorpresa, tanto a nivel personal como laboral, y sin esperarlo la industria textil fue, sin duda, una de las más afectadas. Las limitaciones del ocio, las restricciones de movilidad y, por supuesto, el propio confinamiento hizo que comprásemos mucha menos ropa que en años anteriores.

De hecho, según Acotex, la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos de la Comunidad de Madrid, en 2021 el sector de la moda española cerraba el año con una caída del 13,1% en comparación a 2020, tras registrar en 2020 el peor dato de la serie histórica con un descenso del 39,8%.

Publicidad

No obstante, podemos afirmar que 2022 ha sido, sin duda, el año en el que, por fin, hemos vuelto a la normalidad casi al 100% o, al menos, a la normalidad que conocíamos hasta 2019. Se acabaron las restricciones en prácticamente toda Europa, hemos podido viajar alrededor del mundo sin problemas y la vida social y los planes que tanto nos gustan a los españoles han vuelto a convertirse en los protagonistas de nuestro día a día. Esto, por supuesto, se ha visto reflejado también en la moda y aunque, seguramente, todavía no hayamos alcanzado las cifras de venta de 2019, todo ha mejorado notablemente.

¿Y 2023?

Llegados a este punto, es difícil predecir cómo será exactamente el sector de la moda en España en 2023, ya que esto podría depender de muchos factores que pueden cambiar (desde los costes de materias prima hasta la economía global) con el tiempo. Sin embargo, viendo cómo ha ido evolucionando todo durante este año, es posible hacer algunas suposiciones y pensar que el año nuevo nos augura buenas noticias para una industria que ha sufrido demasiado en los últimos tiempos.

moda española 2023Sostenibilidad es clave

Por otro lado, es importante que el sector de la moda sepa también adaptarse a los cambios sociales que nos vamos encontrando. Sin duda, una de las altas demandas ahora mismo es apostar por la sostenibilidad dentro de este campo. Como bien sabemos, la industria textil es una de las más contaminantes del planeta y, por ello, cada vez son más los consumidores que buscan marcas y productos que sean respetuosos con el medio ambiente y éticos en su producción. Esta corriente también se traduce en que cada vez son más las marcas españolas que apuestan por ser sostenibles y responsables con el mundo en el que vivimos.

Digitalización del sector

Otra de las tendencias que influyen en el sector de la moda y que, sobre todo, estos dos últimos años se han puesto en valor y ha ganado terreno, es la continua digitalización de la industria. Aunque el comercio digital llevaba años ganando terreno en nuestro país, en 2020 y también a raíz de la pandemia esto se convirtió en todo un punto de inflexión y es que, según la empresa de análisis de datos Kantar Group, el ecommerce se disparó en la pandemia, llegando al 19,4% de las ventas de moda en España, casi el triple que en 2019.

«Es importante que el sector de la moda sepa también adaptarse a los cambios sociales que nos vamos encontrando»

Por ello, las empresas españolas deben tener en cuenta que para mantenerse a la vanguardia y poder estar al día de cara a los consumidores, es imprescindible disponer no solo de una tienda online, sino de redes sociales, campañas y estrategias de marketing que les permita alcanzar y fidelizar a su público objetivo.

Conclusión

En definitiva, a pesar de que el sector textil sigue arrastrando las consecuencias de la crisis sanitaria, es cierto que, poco a poco, todo va volviendo a su lugar. Por nuestra parte, quienes trabajamos en él y llevamos muchos años superando los contratiempos y cambios que van surgiendo en el camino, sabemos que nos enfrentamos a una industria muy competitiva y que es necesario trabajar duro y seguir muy de cerca las últimas tendencias, tanto de moda como de mercado, para poder seguir estando al pie del cañón y recogiendo los éxitos que, sin duda, la moda española merece.


Este artículo se publicó originalmente en la edición de enero de Noticiero Textil

Publicidad
Artículo anteriorCIFF adquiere Revolver
Artículo siguienteMonforts nombra un nuevo director general